RUTA POR LA VIA DE LA PLATA

Os enseñamos una fantástica ruta para recorrer España de Sur a Norte como lo hacían los antiguos romanos


La Vía de la Plata era una calzada romana que atravesaba de sur a norte parte del oeste de Hispania, desde Augusta Emerita hasta Asturica Augusta.

De Sevilla a Gijón, pasando por ciudades monumentales como Mérida, Salamanca o León. Esta es la ruta que recorre la histórica calzada romana que unía el norte y sur de España. Un viaje apasionante con el que descubrirás la diversidad cultural, gastronómica y paisajística de cuatro regiones de España: Andalucía, Extremadura, Asturias y Castilla y León.

Esta calzada empieza en la ciudad de Sevilla y se dirige a las ruinas de Itálica, antigua ciudad de la Bética Romana. Finalizado el tramo sevillano, la ruta se adentra en Extremadura, pasando por Zafra, Almendralejo, Mérida, Cáceres y Plasencia.

Desde allí, la vía continúa en Castilla y León (Zamora, Benavente, Astorga y León). El último tramo atraviesa tierras asturianas hasta llegar a Gijón, punto final de este recorrido.

Estamos en el principio de la Ruta, Sevilla o Hispalis, con su Torre del Oro, la Giralda, la Plaza de España, el parque de María Luisa… Aparca el vehículo y disfruta del paseo tranquilo por sus calles.

 Seguimos te recomendamos también una escapada al cercano conjunto arqueológico de Carmona, con dos núcleos de edificaciones datados en época romana. Santiponce, a escasos 7 kilómetros de Sevilla, ofrece un amplio patrimonio monumental y arqueológico.

Dentro de su término municipal se encuentran las ruinas de la antigua ciudad romana de Itálica que fue la primera ciudad romana fundada en Hispania y también fuera de territorio italiano

La siguiente parada obligatoria es Mérida, la llamada Roma Hispánica, también declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, con su teatro del año 15 a. C. como estrella.

Llegamos ya a Cáceres declarada Patrimonio de la Humanidad, cuenta con uno de los conjuntos monumentales más grandes de España.

Su majestuosa Plaza Mayor, sus iglesias y palacios, sus murallas y calles empedradas… todo transporta al viajero a otra época. Especialmente recomendable es perderse por la calles y callejuelas de la ciudad intramuros en la noche así como disfrutar de su gastronomía.

En el término municipal de esta localidad, en la carretera que une Casar de Cáceres y Cáceres, junto a la A-66 (Autovía de la Plata)

Su balneario y las termas romanas son sin duda la seña de identidad de este municipio del norte de Cáceres donde podrás darte un baño en una de sus piscinas naturales si haces la ruta en verano.

7 km al sur de la localidad tendremos que hacer otra parada obligatoria en Hervás, conocida por su barrio judío y sus edificios históricos y religiosos, pero que también alberga un gran patrimonio natural, con parajes como la cascada de La Chorrera, un salto de agua de unos 30 m.

Nos adentramos en tierras castellanas, parada en Gijuelo, sinónimo de jamón y seguiremos ruta por Zamora, Benavente y La Bañeza, con una estratégica localización geográfica, que también merece una parada, para pasear y descubrir su historia, cultura y oferta patrimonial.

Continuamos a hacer parada en la ciudad de León, donde aparcaremos y recorreremos a pie su centro histórico, rodeando la muralla romana, y podemos ver restos romanos y miliarios en el Museo de León.

Y terminamos la ruta en Gijón, una de las ciudades más vivas del Cantábrico, tenéis que subir después al cerro de Santa Catalina para contemplar la escultura Elogio del Horizonte de Chillida. En el apartado histórico, los restos romanos asociados a la Ruta están en las termas, en el parque arqueológico y natural de la Campa de Torres y en la villa romana de Veranes.

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Abrir chat